Lesiones de hombro - Instituto Aragonés de Traumatología
Solicita tu cita 976 72 00 00
Consultas en Clínica Quirón
Clínica Quirón
Clínica Montpellier
Solicitar consulta en otro centro Ver todos los centros

Lesiones de hombro

lesiones-de-hombroTratamiento  por cirugía artroscópica

  • La artroscopia de hombro consiste en introducir una óptica dentro del hombro por una incisión mínima. Por otras incisiones se introduce instrumental para realizar intervenciones dentro de la articulación. Existen diversos procesos que se pueden tratar mediante artroscopia de hombro, como son las roturas tendinosas, las inestabilidades y las rigideces articulares.
  • Patología tendinosa:
    • Tendinitis: se producen por el roce de los tendones con estructuras próximas debido a un conflicto de espacio. Los tendones del manguito rotador rozan con el acromion. Mediante artroscopia se puede limar el acromion para evitar el roce. En ocasiones los tendones se calcifican por la irritación que produce cambios en su interior. Estas calcificaciones producen mucho dolor. Se puede evacuar la calcificación mediante procedimientos artroscópicos.
    • Roturas tendinosas: mediante artroscopia se pueden reparar los tendones del hombro rotos. Se utilizan anclajes que se colocan en la cabeza del húmero y se suturan los tendones con los hilos que salen de esos anclajes. Posteriormente el brazo se inmoviliza en cabestrillo durante aproximadamente 4 semanas, y tras este periodo comienza la rehabilitación que suele prolongarse durante meses.
  • Inestabilidad: en pacientes jóvenes son muy frecuentes las luxaciones repetidas de la articulación del hombro por lesión de los ligamentos. Estos se pueden reparar mediante artroscopia, reinsertándolos en su lugar de origen con anclajes que se colocan en la glenoides y sujetan los ligamentos en su sitio para que cicatricen.
  • Rigidez: la articulación del hombro se puede quedar rígida tras periodos prolongados de inmovilización debido a fracturas óseas o roturas tendinosas. Pero en ocasiones se queda rígida sin causa, por una reacción inflamatoria llamada periartritis escapulohumeral u hombro congelado. En todos los casos, las adherencias articulares se pueden liberar mediante artroscopia, logrando en el quirófano una mejora de la movilidad. Posteriormente se debe iniciar la rehabilitación  sin demora para que las adherencias no se vuelvan a formar.